La Peral

Queso de pasta azul, muy apreciado por los amates de este tipo de queso, que se puede degustar como aperitivo o después de las comidas. Una vez coagulada la leche se corta en trozos de tamaño comprendido entre 2 y 3 centímetros, para ser introducidos en moldes de plástico, sin presión, donde permanecen de unas horas desuerando.  A continuación se salan. Finalmente, la maduración del  queso se completa con la permanencia durante un mínimo de dos meses en cámaras, realizando una perforación con agujas en las piezas para facilitar el crecimiento del penicillium. Se limpia la superficie, se envuelve en papel metalizado y se etiqueta.

Materia Primas:

Leche cruda de vaca, cuajo animal, manteca de oveja y sal.

Características:

Tipo: Semiduro, de pasta azul

Forma: Cilíndrica con caras sensiblemente planas

Peso: Se fabrícan en tres tipos de 1, 2 y 3 Kilos

Corteza: Blanda, delgada, untuosa y grisácea.

Pasta: De color amarillo pálido con vetas de color azul-verdoso más o menos desarrolladas según el tiempo de femenación. Consistencia untuosa aunque con difernte grado de cohesión, compacta y sin ojos.

Aroma: Intenso, peculiar, propio de los quesos de pasta azul.

Sabor: Levemente picante, y ligeramente salado.

Para suavizar el sabor se puede amasar este queso con una pequeña cantidad de sidra, de manera que se forma una pasta para untar sobre trozos de pan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *